favicon tph

Entrevista con Natalia Milla Morales: “La identidad es fundamental para el bienestar de las personas”

En esta entrevista, Natalia Milla comparte su experiencia facilitando un espacio de aprendizaje entre mujeres mapuche en el curso de Gastronomía Ancestral de la Fundación TPH. Aborda temas cruciales, como la identidad en contextos urbanos y la importancia de reavivar el interés por la cultura mapuche.

Natalia Milla Morales se encuentra facilitando un espacio de aprendizaje entre mujeres mapuche en el curso de Gastronomía Ancestral, el que forma parte del Programa de Capacitación para la Inserción Laboral de Mujeres en el Gran Concepción, proyecto financiado por el Gobierno Regional del Biobío.

Natalia, originaria de Talcahuano, vivió 33 años de su vida en este territorio. Al igual que las participantes, ha enfrentado las dificultades que conlleva vivir en la ciudad. Actualmente, reside en Tirúa sur, en un entorno rural dentro de la comunidad Lafquenche.

En la capacitación, aborda temas como cosmovisión, la identidad de las mujeres mapuche y cómo la ciudad ha afectado a la cultura. Adicionalmente, tratará estrategias para fortalecer la identidad de las mujeres participantes en los espacios urbanos. De esta forma, el módulo complementario a las clases de cocina vinculadas al oficio, permiten el desarrollo de un programa integral.

Natalia facilita el módulo de Identidad y Cosmovisión de Mujer Mapuche en la capacitación de Gastronomía Ancestral.
¿Cómo llegó a la Fundación?

Me buscaron. Ya sabían de mi trabajo, no es la primera vez que me dedico a facilitar este tipo de espacios de conversación. Soy antropóloga de profesión y he llevado a cabo varios trabajos e investigaciones sobre la realidad de las mujeres mapuche en lugares urbanos. Entonces, sabían de mi trabajo, había algunos contactos, me llamaron y me propusieron tomar el módulo. Para mí, siempre es gratificante volver a mi territorio.

¿Qué opina sobre el programa y la iniciativa que comenzó TPH?

Tengo dos opiniones. En cuanto a TPH, desde el primer día que entré aquí, me di cuenta de que tiene una energía muy poderosa, un ambiente amoroso y respetuoso. Toda la gente que trabaja aquí es cariñosa y me recibió de manera muy amable. El enfoque de TPH respecto a las problemáticas de las mujeres es muy afín a lo que yo pienso, considerando a las mujeres como actrices clave en los procesos de transformación de la vida y abordando temas de violencia. Además, es un lugar con una gran energía femenina.

TPH ha hecho un esfuerzo por diseñar este programa, abordando y satisfaciendo en cierta medida la demanda de espacios de formación con pertinencia cultural. Este módulo transversal complementa los otros espacios de formación, como la cocina mapuche, y contribuye al fortalecimiento de las lamngen. Sea lo que sea que aprendan, no deben perder el enfoque en su identidad. Pueden ir fortaleciéndola cada vez más. Por lo tanto, considero que es un programa positivo que reúne a mujeres de distintas organizaciones y les brinda un espacio para conversar como mapuche, algo que no es común en la ciudad.

Escucho a las participantes muy satisfechas con TPH, se sienten bien recibidas y acogidas. Desde mi perspectiva profesional, ha sido bastante exitoso, ya que la mayoría de los cursos a veces fracasan debido a la falta de motivación de la gente. Aquí, todas asisten muy motivadas y puntuales, lo cual es muy positivo.

Mujeres reciben y comparten saberes entregados por Natalia.
¿Cree que es importante que se reavive el interés entre la comunidad mapuche?

La identidad es fundamental para el bienestar de las personas. Cuando se sienten bien consigo mismas y con lo que son, todo lo demás en la vida, ya sea la vida familiar, colectiva o de las organizaciones, fluye mejor. Por tanto, proporcionar elementos para que las personas valoren la identidad que poseen por sangre, linaje o apellido les dará fuerza para empoderar sus vidas.

Aquí, el objetivo es que las mujeres valoren su ascendencia y no se sientan mal por vivir en un entorno que puede ser desafiante para la identidad mapuche. A pesar de las limitaciones que impone la ciudad, se busca que encuentren el valor para que esa fortaleza llegue a sus organizaciones y familias. Esto fortalece a las personas.

¿Cree que debería haber más instancias y oportunidades como las del programa?

Sí, creo que debería haber más instancias y oportunidades como esta, pero siempre es importante que se diseñen en colaboración con las personas. Históricamente, ha habido programas y proyectos en los que las personas son invitadas a participar, pero como simples usuarios. El trabajo con los pueblos indígenas busca precisamente romper con ese paradigma y diseñar procesos junto con las personas.

Estas instancias deben ser creadas y fortalecidas, teniendo en cuenta el pensamiento propio de los pueblos, sus metodologías y formas de enseñanza, para que no sean simples trasplantes de conocimiento occidental a las mujeres mapuche. La idea es mejorar estos espacios, adaptarlos a las necesidades culturales, descolonizarlos y despatriarcalizarlos, permitiendo que ellas también desarrollen sus propios espacios culturales.

Fundación Trabajo Para Un Hermano

Páginas
Contáctanos
Redes sociales

todos los derechos reservados © fundación trabajo para un hermano, chile

Desarrollado con por quarto.cl

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart